santo-domingo-capital-republica-dominicana

Guía de turismo de Santo Domingo – Capital de República Dominicana

Santo Domingo es la capital de la República Dominicana. La ciudad de Santo Domingo tiene mar pero no tiene playa.

Debido a la belleza de las playas de República Dominicana, que se convierten en un auténtico imán para muchos viajeros que no salen de ellas durante su estancia en este país, se queda a menudo la capital de República Dominicana relegada en los circuitos de turismo.

Y sin embargo, es una de las visitas que más merece la pena cuando se viene al país.

Toda su estructura y muchos de sus servicios están condicionados a su carácter de primera ciudad del nuevo mundo.

No es una ciudad artificial ni improvisada, nada que ver con esas ciudades que parecen un decorado de cartón piedra porque se han levantado hace pocos años.

Santo Domingo tiene una intensa vida propia, su población supera ampliamente los dos millones de habitantes y en cualquier momento del día y durante muchas jornadas seguidas se puede encontrar algo diferente que hacer y que dé un nuevo atractivo al día.

En las calles de la ciudad se palma perfectamente una mezcla de desarrollo y de la modernización que experimenta el país con la huella de un carácter caribeño previo a todos los adelantos técnicos.

El teléfono móvil se encuentra aquí en cada esquina pero también el frío-frío, una especie de triciclo donde se transporta una barra de hielo con la que enfriar los jugos. Aquí hay buenos coches y otros que más se podrían considerar ruinas del pasado que vehículos .

Los turistas tienen a su disposición la mejor organización de tours e información sobre los complejos turísticos mas modernos , que se pueden incluir entre los mejores del mundo.

Dónde Comer en Santo Domingo

Los mejores restaurantes de Santo Domingo

Dónde Dormir en Santo Domingo

Los mejores alojamientos en Santo Domingo

Al mismo tiempo convive un mundo más moderno y otro que parece anclado en el pasado, la capital avanza claramente en los últimos años.

Se nota en el recorrido el buen estado que se encuentra la zona colonial, una de las visitas mas importantes de la ciudad y que nadie puede perderse.

A partir de un recorrido por ella se puede apreciar el valor de Santo Domingo: la primera ciudad fundada en el nuevo mundo.

¿Qué ver en Santo Domingo?

Estos son los principales atractivos turísticos de Santo Domingo, la capital de República Dominicana:

Visitar la Zona colonial

La zona colonial de Santo Domingo es uno de los platos fuertes para los visitantes de la ciudad. Los viajeros encuentran en la Zona Colonial (Patrimonio Mundial de la Unesco)un lugar magnífico para explorar.

Ocupa 11 cuadras de calles adoquinadas y pavimentadas, en el margen oeste del Ozama, rio de aguas profundas que desemboca en el mar caribe.

La Zona Colonial, para quien quiera disfrutarla y exprimirla a fondo, puede requerir una visita de varios días. Son muchos edificios, muchas casonas, patios y museos guardando cada uno un importante pedazo de historia e innumerables leyendas que la rumorología y tradición populares han ido tejiendo.

Y nunca hay que olvidar, al recorrer sus calles, que en este núcleo comenzó a surgir la primera ciudad levantada en el Nuevo Mundo por los conquistadores españoles.

Conviene recorrer la ciudad colonial con la suficiente documentación en la mano para poder comprender porque se ha levantado cada uno de estos enormes edificios a través de los cuales es muy fácil reconstruir el ambiente de la pequeña corte y de la pequeña ciudad que vivía en ella hace siglos.

Algunos de los puntos de interés están a un trayecto en taxi, a continuación os recomendamos los sitios que no os podéis perder:

Faro a Colón

Vale la pena visitar el polémico faro a Colón (tel. 809-592-1492, ext. 251; Parque Mirador del Este; entrada 2,25 US$; horario 9:00-17:15 martes a domingo), un monumento a medio camino entre un bloque de apartamentos soviéticos y la versión americana de unas ruinas mayas que arrastra una complicada historia.

Situado en el margen este del rio Ozama, sus macizos muros de cemento se extienden casi una cuadra; tiene una altura de unos diez pisos y presenta forma de cruz. Unos potentes focos en la azotea proyectan una cegadora luz blanca en el cielo, pero casi nunca se encienden porque produce apagones en los barrios.

En el crucero hay una tumba, custodiada por adustos soldados de uniforme blanco, que supuestamente contiene los restos de Colón.

Sin embargo, España e Italia están en disputa porque ambas afirman poseer los huesos del almirante. En el interior del monumento, hay un gran conjunto de salones de exposiciones donde se muestran documentos (casi todas reproducciones relacionados con los viajes de Colón y la exploración y conquista de América).

Las exposiciones más interesantes (aunque resulte irónico) son las formadas por fotografías y piezas de diversas comunidades indígenas cedidas por varios países latinoamericanos.

Jardín Botánico Nacional

El frondoso recinto del Jardín Botánico Nacional (tel. 809-385-2611; ave. República de Colombia; entrada 1,25 US$; horario 9:00-18:00, taquilla 9:00-17:00), se extiende 2 km y comprende vastas áreas consagradas a las plantas acuáticas, orquídeas, bromeliáceas, helechos, plantas endémicas, palmeras y un jardín japonés, entre otras.

Se pone especial atención en mantener los jardines y las plantas en perfecto estado, por lo que es fácil olvidar que uno se encuentra en medio de una ciudad de más de dos millones de habitantes.

De hecho, los amantes de las aves pueden contactar con Tody Tours para la observación de mano de un experto de una gran variedad de especies. En el jardín se suelen realizar distintos actos, como una exposición y concurso de orquídeas en marzo y una muestra de bonsáis en abril.

En el interior se halla el Museo Ecológico (entrada 3,5 US$; horario 9:00-16:00, taquilla 9:00-17:00) donde se exhiben y se explican los ecosistemas más importantes del país, como los manglares y los bosques lluviosos, además de una muestra especial del Parque Nacional los Haitises.

El recinto está abierto hasta las 18:00. Los visitantes pueden montarse en el trenecito (entrada 1,25 US$; horario cada 30 minutos hasta las 16:30) y dar un paseo de media hora por el parque, a los niños les encanta. El precio de un taxi desde la zona colonial ronda los 4 US$.

Parque Zoológico Nacional

El Parque Zoológico Nacional (tel. 809-562-3149; av. Los Reyes Católicos; entrada 5 US$; horario 9:00-17:00 martes a domingos), uno de los más grandes de Latinoamérica es una deprimente colección de animales hacinados.

Hay rinocerontes, chimpancés, flamencos y la especie endémica en peligro de extinción el solenodonte, un ejemplar muy raro parecido a la rata. Situado en un sórdido barrio en el extremo noroeste de la ciudad y rodeado de chabolas, no resulta del todo fácil encontrarlo.

El precio de un taxi desde la zona colonial roda los 6 US$; se recomienda concertar el viaje de vuelta con el conductor, ya que apenas se encuentran taxis en la zona.

Parque Mirador del Sur

El Parque Mirador del Sur (av. Mirador del Sur) es un largo paseo lleno de árboles sobre una enorme cumbre de caliza y está plagado de cuevas, algunas tan grandes como un hangar. Una de ellas ha sido transformada en restaurante y otra en discoteca.

Por los senderos del parque, que parecen interminables, es habitual ver jóvenes practicando footing, muchos de los cuales viven en los barrios de clase media alta al norte del parque.

La Avenida Mirador del Sur está cerrada al tráfico de 6:00 a 9:00 y de 16:00 a 20:00 cada día, es entonces cuando se llena de corredores, patinadores y ciclistas, y de puestos ambulantes de zumos y tentempiés.

Los Tres Ojos

Los Tres Ojos (parque mirador del este; entrada 1,75 US$; horario 9:00-17:00) es un lugar bastante interesante frecuentado por los turistas de viajes organizados; está formado por tres cavernas muy húmedas con lagunas interiores oscuras y mansas y que se conectan por pasillos llenos de estalactitas.

Las cuevas son sumideros de caliza esculpidos por la erosión del agua durante miles de años.

Se entra por una larga escalera que baja por un estrecho túnel excavado en la roca; al final, los senderos de cemento guían al visitante por las cuevas, aunque también las puede ver en barca por 0,35 US$ más.

Lamentablemente, la tranquilidad del lugar se rompe ya que los vendedores acosan zafiamente a los turistas para venderles postales y joyas.

Directorio de negocios en Santo Domingo